Posteado por: cantabriaeolicaracional | 11 septiembre 2010

CORE PIDE A BIODIVERISIDAD QUE NO ABRA LAS PUERTAS INDISCRIMINADAMENTE A LA INDUSTRIA EÓLICA

La Dirección General de Biodiversidad tiene en estos momentos la llave para que algunas de las mejores muestras de nuestra naturaleza queden a salvo del desarrollo eólico.

Ante el anuncio por parte de la Dirección General de Biodiversidad de la autorización para instalar diversas antenas medidoras en varios montes de nuestra región CORE pide a Biodiversidad que vele por la preservación de las áreas naturales de Cantabria y no dé vía libre a los promotores eólicos autorizando antenas de medición en cualquier lugar. La Dirección General de Biodiversidad debe hacer algo más que tramitar expedientes y debe imponer su criterio de conservación frente a los criterios industriales.

Las grandes extensiones forestales del sur de Cantabria,   que albergan una importante muestra de nuestra biodiversidad, en su mayor parte sin inventariar, corren el riesgo de convertirse en un monocultivo de la industria eólica arruinando de esta manera unos recursos naturales únicos en nuestra región.

Afección al oso pardo

Concretamente la autorización para instalar una antena en el Monte Endino afectaría de lleno a un área de uso frecuente de oso pardo, tal y como ha confirmado la Fundación Oso Pardo que se opone rotundamente a esta instalación. Según ha confirmado la FOP a CORE “en el área del monte Endino son frecuentes las incursiones de ejemplares de oso pardo procedentes de la cercana Sierra de Híjar”.

Amenaza al corredor cantábrico

Los montes que van desde Valdeolea hasta el límite con Burgos por Valderredible constituyen un corredor biológico excepcional entre las áreas de Alto Campoo y Sierra de Híjar hacia la montaña Cantábrica burgalesa.

La instalación tal y como contempla el plan eólico de más de 200 molinos en el sur de Cantabria significaría la construcción de una extensísima red de nuevos caminos a la vez que la instalación de una nueva y kilométrica red eléctrica.

Es necesario recordar y  poner de manifiesto el importante valor ambiental de esta área que pese a la presencia de una importante biodiversidad carece de catalogación alguna.

Para CORE la Dirección General de Biodiversidad debe aplicar el principio  de precaución y ser consciente de que cada permiso que dé para instalar una antena abrirá la puerta a la instalación de un parque eólico como ha ocurrido en el monte Cotío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: