Posteado por: cantabriaeolicaracional | 22 agosto 2010

LOS INFORMES DE LOS TÉCNICOS DE CULTURA ADVERTÍAN DE LO INADECUADO DEL EMPLAZAMIENTO DEL MOLINO DE VESTAS

 

Desmonte en el acceso a Cotío

El informe de los técnicos de la Consejería de Cultura de 12 de mayo pasado  proponía desestimar el primer camino propuesto por Vestas porque invadía el entorno de protección declarado del castro cántabro de las Rabas y además se habían denegado anteriormente permisos para instalaciones similares.

El nuevo trazado propuesto por Vestas y aceptado por el Consejero de Cultura sólo mejora con respecto al anterior en que deja de invadir el entorno de protección declarado, entorno que el propio informe considera insuficiente. Aparte de esto le son estrictamente aplicables las demás consideraciones del informe mencionado, como:

  • Que se haya eximido al proyecto de controles que la Consejería de Cultura considera ineludibles (concretamente la Evaluación de Impacto Ambiental, EIA).
  •  Que hay abundantes antecedentes de proyectos presentados para esta zona que recibieron siempre informes negativos de Cultura con argumentos aplicables al actual proyecto de Vestas.
  •  Que autorizar el camino podría contribuir “a la destrucción de un patrimonio fehacientemente documentado y del mayor rango dentro de la arqueología Autonómica”, (se refiere tanto al Castro de las Rabas como a la calzada de Peña Cutral y a los campamentos romanos de la Poza);
  •  Que “el interés patrimonial de la zona es máximo y sin parangón en Cantabria, por lo que se refiere a los cántabros, y también en la arqueología romana peninsular y europea como modelo de conquista y ordenación del territorio”.
  •  Que “Evidentemente, cabe esperar sorpresas en forma de nuevos hallazgos porque el proceso de estudio no ha hecho más que comenzar”.
  •  Que el trazado del camino de acceso no dejaría de entrañar como mínimo una profunda muesca antrópica en un terreno singularmente bien preservado (…) ascendiendo en la línea de las operaciones militares de un verdadero paisaje histórico”.
  • Que “se está ante un paisaje cultural de singular valor histórico que debe ser preservado al amparo de lo previsto en el Convenio Europeo del Paisaje aprobado por los estados miembros del Consejo de Europa en Florencia, el 20 de octubre del 2000 y suscrito por España el 26 de noviembre de 2007 y entrado en vigor el 1 de marzo de 2008″;
  •  Que este paisaje “aúna un valor patrimonial Arqueológico e histórico especialmente relevantes que se vería especialmente afectado por la traza de un camino de 7 metros de anchura que se convertiría en una auténtica vía de amplio impacto paisajístico en parte sobre el trazado de la calzada y, en todo caso, sobre las huellas de las tropas legionarias romanas en el escenario de la contienda” (…) “deteriorándolo de manera irreversible”.
  •  Que  un mero seguimiento arqueológico se considera totalmente insuficiente como medida correctora de impacto.”

 Por todo esto, el informe concluye literalmente que:

o       La zona objeto del proyecto posee un elevado valor patrimonial e histórico, ya que se trata de uno de los escenarios mejor documentados de la conquista romana de la Región.

o        Entre los proyectos de puesta en valor del patrimonio arqueológico en estudio por parte de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte, se incluye esta zona, como parte del futuro “Parque arqueológico cántabro- romano“.

o       En relación con lo anterior, existe en marcha en la zona un proyecto de investigación arqueológica por parte del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria.

o       Se considera que las obras derivadas de este proyecto tendrían un severo impacto global sobre esta zona, de manera que la autorización administrativa del proyecto debería asumir el elevado riesgo para el patrimonio cultural que éste implica.

o      Por lo que se refiere específicamente a la afección sobre los yacimientos arqueológicos de Las Rabas y La Poza, creemos conveniente puntualizar adecuadamente el concepto de “entorno de protección”, tan relevante en el caso que nos ocupa. Según el artículo 50.1 de la Ley 11/l998 “se entiende por entorno de un bien inmueble declarado de Interés Cultural o catalogado de Interés Local el espacio edificado o no, próximo al bien, que permite su adecuada percepción y  comprensión considerando tanto la época de su construcción como su evolución histórica, queda apoyo ambiental y cultural al mismo y que permite la plena percepción y comprensión cultural del bien y cuya alteración puede afectar a su contemplación o a los valores del mismo”.

 o       En vista de las características del proyecto presentado, y de los resultados del informe arqueológico previo, resulta evidente que las obras a ejecutar van a suponer una seria alteración de los valores de bienes del patrimonio cultural de Cantabria que son objeto de la máxima protección contemplada en la legislación.

o       Por otro lado, y considerando que estos valores no se han visto alterados sustancialmente desde el año 2001, esta Dirección General considera necesario mantener una decisión coherente con las resoluciones anteriores relativas a proyectos en gran medida coincidentes con el que es objeto de este informe, y que han sido en todos los casos negativas.

 o       En vista de los antecedentes del proyecto y de la falta de una justificación adecuadamente fundamentada de la vía de acceso propuesta (que supone la mayor afección al patrimonio cultural de la zona), a fin de explorar soluciones que atenúen el impacto sobre el patrimonio cultural de Cantabria, se insta a la búsqueda de otros accesos alternativos al parque eólico.”

Es decir, los informes técnicos señalan claramente que el camino no se puede hacer por esa zona y pide que se busque otros accesos para llegar al parque.

La resolución política, consensuada con la empresa, pretende hacer creer que el único problema planteado por el primer camino propuesto es el de pasar por la zona de protección de las Rabas y que, solventando esto, se puede autorizar el nuevo camino, haciendo caso omiso de todas razones técnicas que motivan la denegación del camino de acceso.

Es innecesario explicar que el nuevo trazado propuesto, que se limita a desplazar en 5 metros el anterior, y solo en  su paso por las Rabas,  incurre en todos los riesgos descritos en los informes, y que por ello nunca debió autorizarse por Cultura el inicio de las obras.

 Expertos y reconocidos arqueólogos, comparten el criterio de los técnicos de cultura y constatan sobre el terreno que las obras suponen una autentica “matanza arqueológica”.

 CORE insta a la paralización de las obras, que van a suponer  la perdida de un patrimonio arqueológico fehacientemente documentado y del mayor rango dentro de la arqueología Autonómica y uno de los paisajes históricos, reconocido por los propios técnicos de la Consejería de Cultura, de interés máximo y sin parangón en Cantabria.

Por último CORE quiere recordar al Gobierno de Cantabria que si hubiera tramitado un plan eólico transparente y con participación ciudadana ,hace tiempo que habría sabido del interés arqueológico de esta zona y hubiera buscado un emplazamiento alternativo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: